Tope en los precios del gas hasta el 31 de mayo de 2023




Ayer, 14 de junio, se empezó a aplicar el mecanismo conocido como la excepción ibérica. Tras un mes exacto de que el Ejecutivo español hiciese públicas las medidas que constituirán esta iniciativa para poner un tope a los precios del gas, solo faltaba la aprobación de la Comisión Europea. Dicha aprobación llegó el pasado 08 de mayo, con fecha para empezar a aplicar las medidas ayer, día 14 de mayo.

 

¿Por qué esta ‘excepción ibérica’?

Aunque tanto Portugal como España son países miembros de la Unión Europea, su situación geográfica les empuja hacia proveedores energéticos distintos de los habituales para otros Estados ubicados más nordeste. Por ello, esta alteración en los precios -fruto del conflicto entre Rusia y Ucrania- no debería tener la misma afectación para los países de la península. Y esto no ha sido así.

Por ejemplo, mientras que Alemania importó un 55% de gas ruso del total que consumió en 2020, para España representó solo un 10,5%, ya que la mayor parte del gas que importa el país proviene de Argelia, una potencia exportadora mucho más cercana que Rusia.

Es por la conexión entre los mercados dentro de la Unión que los precios de la energía tanto de Portugal como de España han sufrido un incremento que podríamos calificar de artificial, ya que estas alteraciones provienen mayormente del conflicto ruso-ucranio, con los consiguientes cortes de suministro por parte de Rusia a muchos de los países europeos. La solución prevista no es otra que esta excepción ibérica.

Cabe recordar que el precio de la luz y el del gas están estrechamente relacionados entre sí, como contamos en este artículo sobre el sistema marginalista, por lo que, al reducir el precio del gas, el de la luz le seguirá.

 

¿Qué medidas se adoptarán?

Esta excepción ibérica durará hasta el 31 de mayo de 2023. Como ha indicado la Comisión Europea, es una medida de carácter transitorio, y pretende empujar al mercado de la energía español hacia las energías renovables, ya que, de no hacerlo, el efecto rebote una vez venza el plazo puede ser notable, dependiendo de la estabilidad que presente el mercado energético a fecha del 31 de mayo de 2023.

Por ello, el tope en el precio del gas estará escalonado. Durante los primeros 6 meses, el precio de referencia quedará establecido en 40€/MWh. A partir del séptimo, subirá 5€ cada mes hasta el último, en que este precio de referencia quedará en 70€/MWh.

Sin embargo, este precio de referencia no será el precio final del MWh. Servirá para realizar el siguiente cómputo, de vital importancia para todas las instalaciones de generación de energía eléctrica, a través del cual se establecerá el tope en el precio del gas para cada mes.

El precio de referencia del que hablábamos será Prgn, mientras que Pgn será el precio del gas natural (calculado en función de los precios de casación del Mercado Ibérico del Gas). Yi será, por ende, la cuantía unitaria diaria del ajuste.

 

Unas expectativas cada vez más pobres

Aunque este tope en los precios del gas era prometedor y el Gobierno español lo ha celebrado como si de un gran hito se tratara, lo cierto es que ni siquiera las predicciones oficiales son demasiado halagüeñas. Claro, este tope se traducirá en una rebaja para el consumidor promedio. Pero, ¿de qué cantidades estamos hablando?

Hace un mes Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, afirmó que un usuario medio podría llegar a ahorrar hasta un 30%-40% en su factura de la luz anual, lo que podría llegar a suponer hasta unos 400 euros anuales. Hoy, esta estimación no pasa del 15%, que representaría unos 80-100 euros al año.

Esto se debe a las constantes subidas de precios en el gas a medida que las relaciones comerciales entre Rusia y las potencias europeas se ven comprometidas, así como por factores climáticos como la reciente ola de calor que hemos vivido en la península, que ha disparado el uso de los aires acondicionados. Además, hay que decir que las predicciones del Gobierno eran, como poco, optimistas.

Es por este motivo que, aunque sí que podemos esperar una rebaja en nuestra factura de la luz en los próximos meses, es difícil que esta llegue a ser determinante.

 

Preguntas frecuentes




Introduciendo el CUPS o los datos de consumo del cliente en nuestra calculadora, disponemos del consumo y demanda de potencia reales. Con ellos comparamos los precios de las mejores compañías energéticas del mercado y podemos ofrecerte el mayor ahorro posible.
Para poder beneficiarte del ahorro calculado es necesario ser cliente MIAF: sólo así podemos ofrecerte la contratación y gestión de los suministros con las comercializadoras elegidas, además del resto de nuestros servicios de asesoría energética, como revisión y validación de facturas, gestión de incidencias u optimización de potencias, entre otros.
Lamentablemente no. Nuestro servicio de asesoramiento energético está especializado y va dirigido a empresas.
No es necesario. Nosotros nos ocupamos de realizar todos los trámites con las compañías energéticas y en MIAF podemos gestionar en tu nombre cualquier incidencia que se produzca.
Ver más preguntas frecuentes

Suscríbete a nuestra Newsletter









Travessera de Gràcia Nº71 4º 2ª
08006 Barcelona

atencion.cliente@miaf.es
+34 931 190 791


MIAF

MIAF © 2021